Duración y Costo

Es prácticamente imposible, al menos en psicoterapia Gestalt, predecir el tiempo que puede demorar la terapia, por cuanto ello dependerá del compromiso y de los temas que surjan durante el desarrollo del proceso terapéutico. Sin embargo, como concepto general, no se trata de dar de alta necesariamente cuando el paciente haya resuelto en su totalidad los temas que le han llevado o que han surgido durante las consultas, sino más bien, cuando se logre pasar del apoyo externo (psicoterapeuta) al auto apoyo (consultante), de manera que éste pueda seguir manejando las vicisitudes que seguramente se le irán presentando con el devenir de sus días.

En cuanto al costo del tratamiento, ello naturalmente dependerá de la duración del proceso terapéutico y de la frecuencia con que se den las sesiones. En un principio las sesiones tienden a darse de manera ideal con una frecuencia semanal, al menos entre el primer y el tercer mes, para luego, en función del nivel de tranquilidad que vaya adquiriendo el consultante, se podrán ir espaciando desde bi-semanal hasta una vez al mes.

En el caso de las terapias de pareja, es conveniente que al menos las primeras dos o tres sesiones se den de manera semanal con ambos miembros de la pareja, para luego convocar sesiones individuales las semanas 4 y 5, y posteriormente ir alternando entre sesiones individuales y en pareja en función de la evolución del proceso psicoterapéutico.

Muchas personas alegan que la psicoterapia es una práctica reservada exclusivamente para personas de alto poder adquisitivo, pero sin embargo, cuando comparamos lo que cuesta el tratamiento psicoterapéutico de un año, con lo que cuesta salir una semana de vacaciones, celebrar un cumpleaños o pagar el seguro del vehículo, nos damos cuenta que no es un tema de costos; sino un asunto de prioridades, y que el beneficio que puede derivarse del trabajo psicoterapéutico, en cuanto a una mejor calidad de vida, bien merece el esfuerzo, siendo su efecto no sólo palpable en nosotros mismos, sino que también alcanza de manera positiva a todos nuestros seres queridos.